Para cualquier familia resulta muy importante ser capaz de crear un ambiente en su hogar que resulte saludable para todos sus miembros. Un hogar saludable no solo desde el punto de vista medioambiental, que también, gracias al ahorro de agua y al gasto eficiente en la energía, sino una vivienda que contribuya a que estemos más sanos.

Cuidamos nuestra alimentación y la de nuestros seres queridos. Hacemos ejercicio, evitamos malos hábitos y, entonces, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestras casas?

La limpieza, la calidad del agua y del aire, así como la posible existencia de insectos son cuatro pilares a tener en cuenta para disfrutar de un hogar más saludable.

Para conseguir una mayor calidad del agua de nuestros grifos existen multitud de purificadores en el mercado, al igual que en el caso de los purificadores de aire. Si bien es cierto que, para este segundo caso, también podemos recurrir a algunas plantas de interior que favorecen la purificación del aire.

Desde el punto de vista de la limpieza, deberemos tratar de mantener unas estancias en nuestras viviendas libres de polvo, ácaros y bacterias, que pueden afectar de manera más incidente a aquellas personas con algún tipo de alergia. En este mismo sentido, debemos tener en cuenta también la limpieza de la red de saneamiento (sobre todo en viviendas unifamiliares en las que esta tarea no dependa de la comunidad de vecinos), pues será determinante para el buen funcionamiento de las tuberías de tu hogar.

Por último, en lo que se refiere a la presencia de insectos como arañas, cucarachas, chinches, pulgones, deberemos sellar bien puertas y ventanas y acudir a los muchos repelentes que existen en el mercado. En caso de no poder solucionarlo siempre podemos acudir a una empresa de control de plagas que nos ayudará a eliminarlos de manera definitiva.

Y recuerda que si necesitas ayuda para mantener limpia tu red de saneamiento y tus tuberías en buen estado, contacta con Ovical, especialistas en desatascos en Sevilla.

 

Publicado: 19 de Septiembre de 2016